Luego de la firma de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno Nacional y la extinta guerrilla de las FARC, en septiembre de 2016, los excombatientes que decidieron apegarse a lo pactado empezaron a encontrar formas de reintegrarse a la comunidad.

Arnoldo Montoya, es uno de los que hoy labora en la venta de tilapia. Así como él, son 57 exintegrantes de esa guerrilla que se dedican a esta labor. Recientemente, y gracias a la Semana Santa, en donde por creencia popular está muchas personas dejan de consumir carne roja, el grupo de piscicultores logró hacer una venta de 2,5 toneladas.

“Esto me cambió la vida”, dijo Arnoldo; quién hasta el momento, de la mano de otros 50 excombatientes, cuenta con diez estanques de crianza de estos animales en Mutatá, Antioquia, y con el acompañamiento de la Agencia Nacional de Reincorporación y las Nacionales Unidas.

Los diez tanques, y el trabajo de las 57 personas, permite que, cada quince días, puedan ser distribuidos, en territorio colombiano, dos toneladas de tilapia roja.

“Nosotros nos enfocamos en la piscicultura porque veíamos que esto era algo rentable y que íbamos a generar empleo para nosotros mismos (...) La producción se fue destinando para contratar mujeres y hombres (...) creando una empresa entera de nosotros, acá (...) demostrarle a la gente que nosotros estamos dispuestos a trabajar por la paz”, aseguró Montoya.

Al entrar a trabajar a la producción de tilapia roja en esta empresa, todos y cada uno de los reincorporados reciben una capacitación respecto a la crianza, cuidado, distribución y negociación de los peces.

“Yo nunca pensaba que iba a estar en una sala de estar arreglando pescado y, ahora, para mí esto es una oportunidad más que me da la vida”, manifestó la excombatiente Milvia Gómez.

Así como este proyecto, en la vereda el Oso, ubicada en el municipio de Planadas, en el sur del Tolima, existe la Asociación de Mujeres Productoras Visión Oso, que también recibe a excombatientes de las FARC para el trabajo piscicultor sobre la tilapia roja, entre otros proyectos que trabajan el campo.

Esta organización, a la que también se conoce por su abreviatura ‘Asomaproso’, está conformada por 30 mujeres que se dedican a esta labor.

En el departamento del Putumayo existe, también, un proyecto colectivo que integra a 90 hombres y mujeres dedicados a la producción y comercialización de tilapia roja, proyecto que está bajo el nombre de la Cooperativa Multiactiva Comunitaria del Común Comuccom.

Con este proyecto productivo se busca satisfacer, según el coordinador de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, Carlos Mario Agámez Seña, la demanda de tilapia roja en el departamento y “que los excombatientes logren una sostenibilidad económica en el marco de la legalidad y fortalezcan sus capacidades para mejorar la calidad de vida de ellos y de sus familias”.

Publicidad