El hurto se registró este miércoles en la mañana, en el banco Itaú, ubicado al norte de Barranquilla, cuando dos hombres armados ingresaron al sitio para intimidar a clientes y trabajadores.

Un testigo contó, que primero llegó uno de los delincuentes que portaba un uniforme de enfermero de color blanco, y que el vigilante verificó fue el número de identificación para ver si coincidía con el pico y cédula en Barranquilla.

“El vigilante le abrió porque tenía correcto el pico y cédula. Cuando abrió, llegó el otro delincuente y ambos sacaron dos revólveres”, manifestó el testigo.

En dicha entidad bancaria, las oficinas administrativas están ubicadas en el primer piso, mientras que las cajas quedan en el segundo piso, algo que los ladrones ya tenían bien analizado.

“Uno de los delincuentes se quedó abajo e intimidó a los que estábamos presentes y al vigilante. Nos dijo: Todos quietos que esto no es con ustedes’”, agregó el declarante.

El testigo contó que mientras uno de los falsos enfermeros los encañonaba, el cómplice subió a las cajas y se llevó todo el dinero que pudo: “No se demoró 2 minutos en el segundo piso”.

El testigo aseguró que los ladrones se fueron del banco “como si nada estuviera pasando”, y que afuera los esperaba una tercera persona en una motocicleta de referencia Boxer, de colores negro y verde.

“Los tres se montaron en la motocicleta y subieron en contravía por toda la carrera 54”, detalló.

La Sijín de la Policía asumió la investigación del caso para tratar de identificar a los delincuentes, trazar la ruta de escape que tomaron y establecer el monto de dinero que se hurtaron.

Publicidad