La indignación de miles de colombianos, los ha llevado a manifestarse tras 12 días de paro nacional. En el transcurso del ejercicio del derecho constitucional a la expresión y manifestación, la Defensoría del Pueblo informó que llevaba un registro de 26 personas fallecidas y otras 548 personas desparecidas en el marco del paro; sin embargo, Human Rights Watch advirtió que son acerca de 38 denuncias sobre personas que han fallecido. Igualmente, expresó una “enorme preocupación por los ataques de personas armadas vestidas de civil”.

José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch advirtió que ha recibido “denuncias creíbles sobre 38 muertes ocurridas” desde que comenzaron las protestas.

Así mismo, Vivanco también expresó su preocupación acerca de los ataques de personas armadas vestidas de civil en contra de los manifestantes; acción que tiene en estado crítico en un hospital de Pereira a Lucas Villa, de 37 años de edad. “El gobierno tiene la obligación de proteger la protesta pacífica. Los responsables de estos gravísimos hechos deben ser llevados ante la justicia”, aseveró.

También hizo otra recomendación para el caso puntual de Colombia, “debe establecer una Policía de carácter civil, que esté subordinada al Ministerio del Interior, no al de Defensa, y que cuente con una capacitación adecuada sobre el uso de armas y con firmes controles que ayuden a prevenir abusos”.

Estos pronunciamientos se dan al tiempo en que el Ministerio de Defensa afirmó que tiene evidencia de vínculos entre grupos armados y los actos de vandalismo y violencia en Cali, la ciudad con más caos durante la jornada del paro nacional.

El Ministro de Defensa Diego Molano aseguró que en el marco de las operaciones que desarrolla la fuerza pública para garantizar el orden y recuperar la tranquilidad de la ciudad, fue capturado alias Lerma “cabecilla del frente urbano del ELN en Cali, presunto responsable de varias de las actividades y atentados contra nuestros policías, contra los bienes públicos y de generar caos y desorden en la ciudad”.

Detalló que se le encontró un arma no letal, modificada con explosivos “con el fin de generar daño a la sociedad y después inculpar al Esmad y a la Policía”.

Dijo que la acción es un hecho que “demuestra que el ELN está vinculado con las actividades de violencia y terrorismo” que se han presentado en la capital del Valle del Cauca. Y también que ‘Lerma’ se reunía con venezolanos y grupos delincuenciales.

No obstante, la Procuraduría ha abierto 18 procesos de investigación por abuso policial en el marco del actual paro nacional.

Publicidad