La reforma a la justicia está a un debate de ser ley. Este martes la Comisión Primera del Senado aprobó en tercera ronda el proyecto. Se espera que durante las próximas semanas se surtan trámites en la Plenaria del Senado.

Cabe resaltar, que esta solicitud la están haciendo los sindicatos, quienes se unieron al paro durante los días 25 y 26 de mayo, en el marco de las protestas que se adelantan desde el pasado 28 de abril como negativa a las directrices dadas por el Gobierno del presidente Iván Duque.

Varios sectores han manifestado que la reforma a la justicia no es conveniente debido a que esta viene siendo necesaria desde años memorables. El nuevo proyecto, busca fortalecer la carrera judicial, la autonomía e independencia presupuestal de la Rama Judicial, la doble instancia en asuntos disciplinarios para magistrados de tribunales y fiscales delegados, la transformación digital, la modernización de la infraestructura y la credibilidad del ciudadano en la justicia.

Esa es la apuesta del Consejo Superior de la Judicatura, que presentó el proyecto ante el legislativo. Desde esa entidad, la intención con la reforma es mejorar las condiciones de trabajo de los servidores judiciales, reestructurar la escuela judicial para ofrecer una mejor y más oportuna capacitación a los administradores de justicia y hacer ajustes para lograr mayor seguridad jurídica.

Publicidad