Este viernes, se registró un ataque con fuego contra la Alcaldía de Popayán durante las manifestaciones.

En dichas instalaciones, un grupo de personas lanzaron bombas incendiarias contra la edificación municipal.

Momentos anteriores al agravio contra la Alcaldía, las manifestaciones se habían desarrollado de manera pacífica junto al acompañamiento de la Procuraduría, quienes estaban a cargo de resguardar los derechos humanos de los manifestantes.

Sobre el hecho se pronunció el alcalde, Juan Carlos López, demostrando su inconformidad.

“Rechazo que a esta hora se produzcan nuevos eventos de ataques con bombas incendiarias contra la Alcaldía de Popayán y otras instalaciones públicas y privadas. Necesitamos que esta violencia pare de inmediato”, manifestó.

Por lo ocurrido, se resolvió decretar toque de queda y Ley Seca en la ciudad desde de las 6:00 de la tarde hasta 5:00 de la mañana del sábado.


Publicidad