La fiscalía general de la Nación avanza en investigaciones para procesar a los habitantes del sector de Pance, al sur de Cali, que protagonizaron un violento enfrentamiento con la Minga Indígena.

De acuerdo con los investigadores, los fiscales realizan un análisis de las diferentes pruebas recolectadas, en el atentado contra la Minga Indígena.

Lo que se busca es definir los términos en los que serán judicializados los particulares que dispararon armas de fuego en repetidas ocasiones a las comunidades indígenas.

Cabe recordar que los hechos se registraron el pasado 9 de mayo sobre las 2:30 de la tarde, la tensión se desató en momentos en que la minga se movilizaba por la vía Panamericana.

Según los informes preliminares, los habitantes de dicha zona hicieron un bloqueo a la minga y ubicaron varios vehículos para impedir su paso hacia Cali.

Entretanto, la Fiscalía anunció el pasado 18 de mayo que se dio la orden de imponer medidas cautelares de extinción de dominio sobre dos vehículos usados en actividades ilícitas durante las protestas.

La Fiscalía enfatizó que estas acciones judiciales proceden de acuerdo con la causal quinta del artículo 16 del Código de Extinción de Dominio.

Este es un mecanismo jurídico establecido por la Ley 1708 del 20 de enero de 2014, donde establece y permite el embargo de bienes privados que hayan sido adquiridos, utilizados y/o destinados para actividades ilícitas

Así como está consignado en varios videos que circulan en las redes sociales, la confrontación se extendió al barrio Ciudad Jardín, donde se registraron toda una serie de disparos de diferentes personas.

Entre ellas, particulares que se movilizaban en camionetas blancas, dejando varios indígenas heridos.

Publicidad