Tras ser ingresada al hospital Lara Arreguiz, de 22 años, empeoró y falleció por tres paros cardiorrespiratorios. Su mamá espera que su historia sirva para crear empatía y conciencia.

Lara Arreguiz una joven de 22 años, se convirtió en la imagen del colapso sanitario que se vive en varias ciudades de Argentina por estos días. Ella murió por complicaciones del COVID-19 y luego de esperar en el piso de un hospital a ser atendida.

Claudia Sánchez, su mamá, fue la encargada de tomar la foto que le ha dado la vuelta al mundo.

“Ingresamos y Lara ya estaba muy descompuesta, se ahogaba. Insistí tres veces en admisión para que por favor nos hagan pasar porque se desmayaba. Nos dejaron en un pasillo, donde pasaban pacientes con o sin COVID-19”, contó la mujer al diario Clarín.

La progenitora también manifestó que cuando una mujer vio a su hija en el piso la cubrió con una chaqueta y la protegió del frío.

Fuente: Noticias Caracol 

Publicidad