En la noche del miércoles, 12 de mayo en el marco de una convocatoria manifestaciones masivas por el Paro Nacional, una joven de 17 años fue detenida de manera violenta por tres agentes del ESMAD y un policía y llevada a la Unidad de Reacción Inmediata URI de Popayán.

La joven en su red social Facebook, compartió el video que grabó una persona que se encontraba en el lugar, se ve cómo estos 4 agentes la llevan arrastrada, este le pregunta su nombre, pero la joven en medio del pánico no responde. En su publicación la joven manifiesta “Les tocó cogerme entre 4 no Hijueputas?? Yo soy a la que cogieron, en ningún momento me ven tirando piedras, no iba con ellos”

Así mismo, relata que solo iba caminando a casa de un amigo y por el simple hecho de que la encontraron grabando, se la llevaron.

 “cuando menos pensé estaban encima, ni siquiera corrí porque era peor, lo único que hice fue esconderme detrás de un muro, y solo porque estaba grabando me cogieron, en medio de eso me bajaron el pantalón y me manosearon hasta el alma, en el video queda claro que yo les digo que me suelten porque me estaban desnudando, quitando el pantalón.”

La joven, con posterioridad de hacer su denuncia de manera pública en Facebook, tomo la decisión de quitarse la vida en el interior de su vivienda, ubicada en el barrio el Uvo de Popayán.

La comunidad hizo un llamado a las organizaciones defensoras de derechos humanos y a las instituciones como La Personería, La Defensoría y la Procuraduría para que hagan la veeduría y tomen las acciones de protección pertinentes frente a lo que aconteció.

Toda la comunidad de Popayán, el día de hoy en rechazo en contra de lo que sucedió con la joven identificada como Alison Lizeth Salazar, harán un plantón a las 10:00 am en las instalaciones de la Policía Metropolitana de Popayán.

En el marco de jornada de protestas del Paro Nacional, se han denunciado la cifra de 16 víctimas de violencia sexual por parte de la fuerza pública. Respecto, a esta violencia de género, Amnistía Internacional hizo un llamado de atención al Gobierno Nacional.

“Extendemos el clamor de todas las personas que han sido víctimas de violencia basada en el género en el marco de las protestas en Colombia. Iván Duque, como máximo jefe de la Fuerza Pública debe pronunciarse sobre estos hechos. El silencio no deja más que un velo de impunidad y complicidad. Hemos recibido varios casos de abuso sexual por parte de agentes del ESMAD y reprochamos tajantemente el uso de la fuerza contra los cuerpos de las mujeres como una forma de castigo,” expresó Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Por otro lado, las organizaciones sociales, han reportado la muerte violenta de 40 personas, 1.708 casos de uso abusivo de la fuerza, 26 víctimas de agresión ocular, 234 víctimas de violencia física y 934 detenciones arbitrarias en contra de manifestantes

Amnistía Internacional ha suscrito una firme petición global de 650 organizaciones de la sociedad civil demandando una exhaustiva investigación sobre las violaciones de derechos humanos en el contexto de la represión, y haciendo un llamado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a que solicite la anuencia del Estado colombiano para visitar el país e instalar un mecanismo independiente de personas expertas que colabore con la investigación de los hechos y garantice justicia para las víctimas.

Publicidad