Una Lamentable tragedia vive una familia de la vereda Alto Oritoguaz del municipio de Elías en el sur del Huila, a causa de un dramático accidente casero que terminó por llevarse la vida de su pequeña Leidy Victoria Tandioy Calderón de tan sólo dos años, quien era la adoración del hogar.

El miércoles 19 mayo, la niña le pidió que la pusiera linda para el papá, la mamá atendiendo la solicitud de su bebé la terminó de vestir y la peinó dejándola más hermosa que nunca, mientras esperaba a su papá.

Luego la madre de la pequeña siguió con sus labores en el hogar y cuando estaba en la cocina, la bebé salió corriendo a abrazarla, con tan mala suerte que justo en ese momento, tenía en sus manos una olla con un líquido hirviendo y no alcanzó a evitar que la niña tropezara y le cayera el líquido en todo su cuerpo.

De inmediato fue llevada al hospital de Timaná, de donde fue remitida de urgencia hasta una clínica en la ciudad de Neiva; los médicos hicieron todo para salvarla, pero ni las oraciones de su madre, evitaron que la pequeña falleciera una semana después, el martes 25 de mayo.

La familia, requiere apoyo psicológico por las condiciones en las que perdieron a su hija menor, sus velación es realizada en casa de sus abuelos maternos, en la vereda Tobo de Timaná y llevarán a cabo un culto de La Iglesia pentecostal a la que pertenecen, para finalmente llevarla al cementerio de Timaná, con el acompañamiento exequial de funerales El Camino.

Fuente: Aldea Sur

Publicidad