La jornada de este día del trabajo estuvo marcada por masivas marchas de manera pacífica en todo el país; sin embargo, también hubo disturbios y enfrentamientos, principalmente en la capital del país.

Al respecto, el presidente Iván Duque expresó que las manifestaciones de protesta son una expresión de la democracia, pero advirtió que el vandalismo que se ha visto en algunas de ellas no va a imponerse en el debate político.

Anunció que, las Fuerzas Militares apoyarán a la Policía Nacional en las ciudades en las que las manifestaciones se tornen violentas.

El mandatario señaló que considera necesaria la intervención de los militares en aquellas regiones del país en las que los actos violentos que se desaten en medio de las protestas pongan en riesgo a los ciudadanos, así como a los bienes públicos y privados.

“Quiero hacer una advertencia clara a quienes, por la vía de la violencia, el vandalismo y el terrorismo pretenden amedrentar a la sociedad y creen que por ese mecanismo doblegarán a las instituciones. No vamos a permitir que las vías de hecho, la destrucción de bienes públicos y privados o el mensaje de odio tengan cabida en nuestro país”, expresó el mandatario.

Después hizo referencia a la actuación de las Fuerzas Militares en las diferentes ciudades del territorio nacional. “La figura de asistencia militar seguirá vigente en los centros urbanos donde hay un alto riesgo para la integridad de los ciudadanos y donde se requiere emplear toda la capacidad del Estado para proteger a la población. La asistencia militar se mantendrá en coordinación con alcaldes y gobernadores hasta que cesen los hechos de grave alteración del orden público”.

El presidente aseguró que los militares actuarán en el marco del derecho internacional humanitario. Sin embargo, en los últimos días se han generado múltiples denuncias en torno a posibles actuaciones indebidas de las autoridades, con uso de la violencia en contra de varios ciudadanos.

publicidad publicidad