La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció denuncia penal contra la denominada “primera línea”, un movimiento surgido en medio del paro nacional que ha causado grandes destrozos y alteración de orden público en la ciudad, en este caso en particular en la localidad de Suba.

 “Todas las autoridades debemos rechazar cualquier forma de violencia, represión, abuso y vandalismo. En Bogotá protegemos los derechos de quienes protestan pacíficamente, pero no vamos a ceder ante una minoría violenta ni ante quienes cometen abusos que atentan contra los derechos humanos”, aseguró la mandataria de los capitalinos.

publicidad publicidad