Richard Scott William Hutchinson, el bebé más prematuro del mundo y quien sobrevivió teniendo 0% de probabilidades, ya cumplió un año.

El bebé nació el 5 de junio de 2020, mucho antes de lo previsto por sus padres Beth y Rick Hutchinson en Estados Unidos.

Tenía un peso de 340 g y era tan pequeño que cabía en la palma de una mano. El pronóstico para Richard no era nada optimista y los médicos se sintieron obligados a preparar a sus padres para lo peor.

 

"Cuando Rick y Beth recibieron asesoramiento prenatal sobre qué esperar con un bebé nacido tan temprano, nuestro equipo de neonatología les dio un 0% de probabilidades de supervivencia", dijo la doctora de Richard en Children's Minnesota, Stacy Kern.

 

Como era de esperarse los primeros meses fueron difíciles para la evolución del pequeño, pero ni Richard ni sus padres se dieron por vencidos y después de varios meses le permitieron al bebé ir a casa.

 

No estaba fuera de peligro, requería de chequeos médicos regulares y dependía de equipos de asistencia día a día, pero contra viento y marea el pequeño ha logrado salir adelante.

 

Richard nació a una edad gestacional de 21 semanas y entró al libro de Guinness Record por ser el bebé más prematuro (con 131 días) en sobrevivir.

 

"Esto supera un récord que se mantuvo durante tres décadas y media. James Elgin Gill nació de Brenda y James Gill (todos Canadá) en Ottawa, Ontario, Canadá, a una edad gestacional de 21 semanas y 5 días, o 128 días antes de tiempo, el 20 de mayo de 1987", dijo Guinness Record.

 

Richard vivió su primer cumpleaños en casa y con sus seres queridos.

 

Fuente: Noticias RCN


publicidad publicidad