Un impactante caso de agresión sexual sucedió el martes 15 de junio, fue detenido un joven de 16 años quien, al parecer, agredió sexualmente a su madre. La víctima fue quien llamó a la Policía para informar del abuso.

Las autoridades llegaron al lugar y trasladaron de inmediato al menor a instancias de Fiscalía Provincial. Una vez allí, la magistrada Mercedes Martínez Sánchez, titular del Juzgado de Menores número 2 de Las Palmas, decretó la inmediata privación de la libertad del detenido.

El mismo medio supo que el menor alega no recordar nada de lo sucedido, pues afirma que, al parecer, cometió el delito estando bajo los efectos de alguna sustancia psicoactiva.

La delicada situación llevó al fiscal José Antonio Blanco a dictaminar la activación del protocolo antisuicidio para el menor.

El funcionario de las Islas Canararias, España donde ocurrió este lamentable hecho, aseguró que mientras la investigación continúa y se esclarece qué tipo de sustancia alucinógena consumió el agresor, lo mejor era prevenir cualquier intento de autolesión.

El juez dijo que necesitaban indagar más en los hechos y recopilar otras pruebas para proceder con un juicio que dictamine el futuro del joven.

Por el momento las identidades de los implicados permanecen bajo reserva, el joven está en Valle Tabares, en Tenerife, un centro de internamiento educativo para menores infractores.

La investigación sigue en curso y las autoridades del caso esperan encontrar pruebas suficientes para dictaminar una condena en contra del presunto victimario.

publicidad publicidad