El líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha sido tendencia durante las últimas semanas por sus sorpresivas medidas en contra de una supuesta ‘incorporación capitalista’ en el modelo del régimen socialista que domina el país.

El político norcoreano prohibió el uso de jeans ajustados en el país asiático así como todo tipo de ropa que sea ceñida al cuerpo, entre otros accesorios. Según el mandatario la decisión se dio porque quiere evitar la “decadente tendencia de la moda occidental”.

De acuerdo con información publicada por el medio oficial del régimen ‘Rodong Sinmun’, la preocupación de una posible ‘invasión capitalista’ al país asiático por medio de los jóvenes obligó al líder a tomar las contundentes medidas.

Entre las prohibiciones se encuentran el uso de cortes de cabellos muy modernos.

Así las cosas, Kim Jong-un declaró como ilegales y ‘no apropiados’ todos aquellos cortes de cabello diferentes a los 15 establecidos como socialistas por su régimen. Las medidas también incluyen tinturárselo por completo o solo las puntas.

Además, se agregaron a la lista el uso de piercings en cualquier parte del cuerpo (sobre todo en los labios o la nariz, ya que son zonas muy visibles del rostro).

Los sacos, camisas o chaquetas que tengan logos de marcas conocidas en occidente también fueron declarados como ilegales.

Publicidad