Una trabajadora de un bar fue arrestada por cortar el pene de su jefe con un cuchillo, según ella, porque la agredía sexualmente. El hecho ocurrió en Sant Andreu de la Barca, Barcelona, España. De acuerdo con la detenida, el hombre "la habría obligado en diferentes ocasiones a mantener relaciones sexuales no consentidas".

El hombre, quien fue gravemente herido, llegó hasta una comisaría de Policía, situada muy cerca del lugar de los hechos, y acusó a su empleada de la agresión. Aunque fue llevado de urgencia a un hospital, no está claro si los médicos pudieron colocar su órgano reproductor durante la cirugía de emergencia.

Según las autoridades la investigación seguirá abierta para esclarecer la existencia de posibles delitos contra la libertad sexual.

Publicidad