Ingenieros expertos en construcción de estructuras modulares, realizaron una gran obra en la ciudad China de Changsha.

En tan solo 29 horas, un poco más de un día, el grueso número de trabajadores lograron levantar un edificio de 10 pisos, el cual fue bautizado con el nombre de ‘Edificio Viviente’.

La compañía Broad Group, creadora del proyecto, aseguró que la edificación es 10 veces más liviana y 100 veces más resistente que una convencional hecha con cemento, arena, bloques y varillas.

Cada módulo del ‘Edificio Viviente’ mide 12,19 metros de largo, 2,44 metros de ancho y 3 metros de alto. Un área suficiente para que una familia pueda vivir cómodamente.

Fue construido en tiempo record. Tan solo 28 horas con 47 minutos le bastaron a los ingenieros y obreros para mostrarle al mundo la capacidad y el ingenio chino.

El ciclo de vida de esta construcción es de 1000 años.



publicidad publicidad