El estado estadounidense de Washington está ofreciendo “porros por vacunas”, en un curioso intento de seducir a más personas, cuando las tasas de inoculación contra el COVID-19 continúan disminuyendo.

Las tiendas que expenden marihuana en este estado del noroeste, donde se legalizó el uso recreativo de la planta en 2012, podrán ofrecer un porro gratis a cualquier persona de 21 años o más que se vacune en sus clínicas habilitadas.

La medida sigue a una decisión el mes pasado, también en ese estado, que autorizaba a bares y otros negocios que venden bebidas alcohólicas a dar un bebida gratis a los adultos que se administraran las inyecciones en las siguientes seis semanas.

Hasta el momento, poco más de la mitad de los adultos del estado de Washington (54%) ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19, según cifras recientes del Departamento de Salud.

Pero en las últimas semanas el ritmo de vacunación se ha enlentecido en gran parte del país, lo que ha llevado a implementar una serie de propuestas para fomentar una mayor participación.

Varios estados, incluidos California y Ohio, crearon “loterías” de vacunas, que ofrecen premios en efectivo o becas universitarias a personas inmunizadas seleccionadas al azar.

Otros incentivos han incluido boletos deportivos gratuitos, billetes de avión y cervezas, mientras que un dispensario de marihuana de Arizona ya ha experimentado con dar productos gratis a quienes se ponen la inyección.

La oferta temporal de “porros por vacunas” del estado de Washington, que fue propuesta por los minoristas de cannabis, con participación opcional para cada proveedor, estará vigente hasta el 12 de julio.

El periódico estadounidense “The New York Times” aseguró que el gobierno federal está permitiendo que los estados utilicen fondos de ayuda con dineros del país para pagar ese tipo de incentivos.

Publicidad