Se cumplió el último deseo del exjugador, Luis Guillermo Berrío Gómez, más conocido como el “Teacher Berrío", quien en vida había solicitado que sus cenizas fueron esparcidas en el estadio “Guillermo López Alcid”, como máximo escenario deportivo que tiene la ciudad de Neiva y en donde vivió tantas alegrías como jugador y entrenador.

En las instalaciones del estadio, se realizó una ceremonia, a la que asistieron sus familiares, amigos, allegados, directivas del Club Atlético Huila y el secretario de Deportes y Recreación de Neiva, Jesús Fernando Tejada, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad para realizar este homenaje póstumo.

Durante el homenaje, se recordaron anécdotas que marcaron la historia de este ícono del deporte en el departamento y se elevó una plegaría en su honor.

El Secretario de Deportes entregó un mensaje de solidaridad para su familia y resaltó el legado que dejó para el deporte y formación de las nuevas promesas del fútbol profesional colombiano, por esta razón, niños jugadores de la Escuela de Formación que tiene su nombre, realizaron una calle de honor en su memoria.

“Hemos querido sumarnos a este especial, significativo y simbólico acto en homenaje a un hombre que nos dio siempre alegría y satisfacción”, dijo el secretario.

De igual forma, las directivas del Club Atlético Huila realizaron la entrega a la familia de la camiseta “10” que portaba el máximo goleador de la historia del equipo, según informó Carlos Barrero, gerente deportivo del Club opita, “Hicimos la entrega a sus padres a don Hernán y Doña Rosalba de la camiseta con el nombre del Teacher Berrío, la que él siempre utilizó”, expresaron.

Su hijo Alexander Berrío Escobar, entregó un mensaje de agradecimiento a la Alcaldía y al Club que permitieron cumplir el deseo en vida que tuvo su padre y poder esparcir sus cenizas en el campo de juego donde defendió su camiseta.

publicidad publicidad