Una mujer estadounidense logró impactar a cientos de personas cuando se dio a conocer su historia de cómo pasó de ser aseadora a enfermera.

Jaines Andrades, una joven con ascendencia puertorriqueña, compartió por medio de sus redes sociales el arduo camino que tuvo que pasar por diez años para poder ejercer la carrera de sus sueños.

Actualmente, Andrades es enfermera en el hospital Baystate Medical, ubicado en Springfield, Massachusetts. Sin embargo, su historia en aquel centro médico no es reciente pues según la joven, empezó a trabajar allí como aseadora hace diez años.

“Es difícil ser la persona que limpia, pero si tuviera que volver atrás y hacerlo de nuevo, lo haría. Valió la pena”, aseguró en una entrevista al medio local.

Según Jaines, ella trabajaba en un restaurante en el momento en que fue entrevistada para trabajar en el hospital. “Honestamente, yo solicité el trabajo solo para poner un pie en la puerta, para ver qué hacían las enfermeras y cómo era trabajar en el hospital”, contó.

Jaines aseguró que cuando era pequeña su sueño era ser abogada, pero un día, durante una consulta médica, entabló conversación con un enfermero que terminó por convencerla de inclinarse al campo de la salud.

Duró un año estudiando en Holyoke Community College, institución en la que tomó algunas clases de introducción a la enfermería. Luego fue transferida a Elms College en el 2010.

Ese año solicitó su trabajo como conserje y comenzó limpiando una unidad de atención de urgencias. Luego llegó a la sala de operaciones, donde, por primera vez, conoció el oficio de una enfermera.

“Yo pude interactuar con las enfermeras y veía a los pacientes entrar y salir del quirófano. Fue la primera vez que vi lo que realmente es ser enfermera y despertó mi interés. Estaba emocionada y quería aprender más”, dijo a ‘Mass Live’.

En el 2014 se graduó de Elms con una licenciatura en enfermería. Sin embargo, pasaron dos años más para que fuera contratada como profesional por el hospital. “Yo mantuve el trabajo de servicios de limpieza a pesar de ser enfermera porque quería mantener mi pie en la puerta para trabajar en Baystate”, contó.

A finales de 2015 fue contratada como enfermera en Mason Square Neighborhood Health Clinic en Wilbraham Road, también en Springfield. Mientras estaba allí conoció a Gloria Wilson, una compañera que estaba haciendo una especialización en enfermería y le sugirió a Jaines complementar su carrera con ese título.

“Ella fue, en realidad, quien me convenció de ir a la escuela de enfermeras practicantes. Ella estaba obteniendo su grado y dijo que me veía haciéndolo. Definitivamente ella me convenció”, contó al medio.

Mientras realizaba sus estudios complementarios, tuvo la oportunidad de volver a trabajar en el hospital Baystate, en el que comenzó a ejercer oficialmente en el área de cuidados intensivos y, sobre todo, trabajando con pacientes que presentaban insuficiencias cardiacas.

Culminó sus estudios y, actualmente, trabaja en el mismo centro médico en el que dio sus primeros pasos. Asegura que no se detendrá y continuará creciendo profesionalmente para poder brindar más ayuda a quien lo necesite, pues comentó que ha sido complejo llegar hasta donde está.

Además, la ahora enfermera quiere compartir su historia para que llegue a más personas y así poder influenciar a muchos a que sigan sus sueños y no se detengan por más complicado que parezca el camino.

Fuente: El tiempo

publicidad publicidad