Autoridades en México informaron que un bebé de 2 años fue abandonado en carretera por donde se movilizaba un camión con más de un centenar de migrantes ilegales, que denunciaron estarse asfixiando y rogaron al conductor detener el vehículo. Una persona falleció.

 

El hecho se registró el lunes 28 de junio en la mañana, en la vía de Ocozocuautla-Las Choapas, en Veracruz, donde el Instituto Nacional de Migración (INM) encontró a por lo menos ocho personas de origen centroamericano que presentaban síntomas de deshidratación y asfixia.

 

El bebé de 2 años fue abandonado en carretera y las autoridades lo rescataron, así como a un joven que yacía sin vida en el lugar.

 

Los ocho migrantes ilegales que no pudieron huir le dijeron al INM que “varios de sus compañeras y compañeros de viaje comenzaron a desvanecerse por la falta de aire y el calor, otros exigían a gritos y golpes -en las paredes del vehículo- que el chofer detuviera su marcha”.

 

“Después de un tiempo, el transporte paró y uno de los ‘polleros’ o supuestos ‘guías’ abrió una de las puertas, con lo que hombres y mujeres empezaron a brincar y correr por el pavimento y hacia la maleza”, agregaron en su relato.

 

El bebé de 2 años fue abandonado en carretera con el dorso desnudo, junto a ropa, mochilas y comida tirados en la vía.

“Ninguno de los adultos declaró ser familiar del menor”, señaló el INM.

Las autoridades en México se comunicaron con el consulado de Guatemala, de donde presumen es el bebé de 2 años fue abandonado en carretera.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad