Un joven de 24 años reveló el drama que padeció tras contraer una peligrosa bacteria comecarne, resistente a los antibióticos tradicionales, por utilizar una cuchilla de afeitar que no era la suya.

Nick Holterman empezó a padecer problemas de salud como infección respiratoria grave y algunos males en la zona de la piel sobre la que usó, sin darse cuenta, la máquina de su compañero de apartamento.

En el médico le recetaron antibióticos como tratamiento, sin embargo, la bacteria comecarne resistió. “Me salieron pústulas y llagas profundas en la barbilla y a lo largo de la línea de la mandíbula", reveló el joven.

El tamaño de las heridas siguió aumentando y Nick no tuvo más remedio que acudir nuevamente al médico. Tras varias pruebas, detectaron impétigo, una enfermedad altamente contagiosa causada por estreptococos o estafilococos. Las consecuencias de no tratarlas a tiempo pueden traer incluso la muerte.

"Solo quiero recordarles que no compartan navajas de afeitar ni utilicen las de otras personas. Puedes contraer una bacteria comecarne resistente a los antibióticos, que es extremadamente dolorosa y que supura todo el tiempo", reflexionó Nick.

publicidad publicidad