Isaiah Cole y su novia A’Meyah T. Brewton estaban tomándose selfies con una pistola frente a un espejo, en septiembre del año pasado, cuando accidentalmente el joven jaló el gatillo y disparó contra la mujer en Illinois, Estados Unidos.

De acuerdo con las autoridades, Cole, de 20 años, quitó el cargador del arma y colocó una bala en la recámara antes de recargar la pistola por error.

La bala mortal golpeó a la joven, de 21 años. Cuando agentes de la Policía llegaron al lugar de los hechos, A’Meyah ya estaba muerta. También encontraron a su novio llorando inconsolablemente.

“Oh, Dios mío, no era mi intención ¡No te mueras!, dijo Cole, según testigos que hablaron para el medio local el Chicago Tribune.

Según el fiscal adjunto de este caso, Robert Money, las autoridades encontraron una caja fuerte cerrada dentro de la casa del sospechoso que contenía 5,6 gramos de metanfetaminas, una balanza y bolsas de plástico. Todos estos artículos indican que el joven tenía la intención de distribuir drogas, informó el Chicago Tribune.

Este lunes, el sospechoso fue declarado culpable de homicidio involuntario y por posesión de drogas.

publicidad publicidad