Este jueves, la Comisión Primera de Senado aprobó en tercer debate el proyecto de ley de Delitos Ambientales, el cual estaría a solo un paso de convertirse en Ley.

El proyecto, propone la creación de siete delitos ambientales y la actualización de los once delitos en esta materia que ya existen; con la finalidad de responder a las nuevas conductas delictivas que afectan gravemente el ambiente y ante las cuales actualmente existen altas tasas de impunidad.

Este es un proyecto fundamental para darle a las autoridades las herramientas para combatir los principales delitos en contra de la naturaleza en nuestro país. En este sentido, las personas que atenten contra el ambiente se enfrentarán a penas y multas mucho más altas que las que existen en la actualidad y los promotores o financiadores de estos delitos serán castigados, pues en la actualidad no están sujetos a ningún tipo de judicialización” afirmó el congresista, Juan Carlos Losada; autor del proyecto de ley.

Según Losada, los tres delitos que mayormente afectan el ambiente en Colombia, son la deforestación, la apropiación ilegal de los baldíos de la nación y el tráfico de fauna.

Sobre este particular Losada señaló, “durante el 2020, se perdieron 8 mil hectáreas de bosque primario en la Amazonia esto es equivalente a 11.200 canchas de fútbol del Campín. Adicionalmente, grupos armados ilegales, grupos delincuenciales, élites políticas locales y particulares se han apropiado ilegalmente de más de 200.000 hectáreas.

Respecto al tráfico de fauna, en Colombia, es la tercera actividad ilegal más grande después del narcotráfico y la trata de personas; como el segundo país más biodiverso del mundo.

Este proyecto de Ley, también crea el concepto de ecocidio, como referencia al daño masivo y la destrucción generalizada grave y sistémica de los ecosistemas y contempla para ello, penas de prisión que van desde los cinco hasta once años y medio y multa de 167 a 18.750 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

publicidad publicidad