El payaso Kanqui, que se había convertido en un ícono de la televisión infantil en República Dominicana, fue condenado tras ser hallado culpable del abuso de un menor de edad, aunque fueron cuatro los demandantes.

Kelvin Francisco Núñez Morel también fue sentenciado a pagar una multa de RD$200.000 y 2 millones de pesos a las víctimas.

Fue hallado culpable de violación, abuso y agresión sexual.

Los jóvenes que lo denunciaron dijeron que todo ocurrió cuando eran menores de edad y mientras hicieron parte de su programa de televisión, que fue cancelado cuando se reveló el caso.

Aunque solo cuatro demandaron, se teme que haya más víctimas del  expayaso.

Según medios de ese país, Kanqui abusaba de los jóvenes, que para la época tenían entre 13 y 15 años, ofreciéndoles trabajar en su programa o amenazándolos con despedirlos.

Publicidad