El coronavirus COVID-19 se ensañó con la familia del exalcalde de Luruaco Rodolfo Romero. En menos de 15 días falleció él, su esposa, su yerno y la víctima más reciente fue su hija, que estaba en estado de embarazo.

Luz Angélica Romero era médica y tenía seis meses de gestación. No pudo recuperarse ante la crudeza del coronavirus y falleció, aunque la labor de sus colegas permitió traer al mundo al bebé que llevaba en su vientre.

“Esperemos que esté bien, que nosotros lo vamos a cuidar, todos lo vamos a adorar mucho”, manifestó Merly Redondo, familiar de los fallecidos.

El primero en sucumbir ante el virus fue el esposo de Luz Angélica. A los pocos días, el 15 de junio, falleció Luz Darys, su mamá. El 18 de junio perdió la vida su padre, Rodolfo Romero, exalcalde de Luruaco, y ella fue la última en dejar este mundo.

Con globos blancos, al paso de la carroza fúnebre, los habitantes de Luruaco, dijeron adiós a estas cuatro víctimas, a quienes el COVID no solo les robó los sueños, sino la posibilidad de conocer al bebé que nació en medio de la tragedia y quien ahora se recupera en una unidad de cuidado neonatal.

Recordaron con cariño al exalcalde de Luruaco y oraron por el eterno descanso de esta familia, con quien el COVID no tuvo piedad.

publicidad publicidad