El pequeño Richard David perdió la vida mientras jugaba con sus amiguitos en una cancha de fútbol. Desafortunadamente uno de los arcos se desplomó cayéndole encima y causándole graves lesiones en la cabeza.

Los familiares del menor de forma inmediata la socorrieron llevándolo a la sede de urgencias del centro asistencial, pero debido a la gravedad de las lesiones que presentaba el infante, el personal médico no pudo salvarle la vida.

El hecho ocurrió en el barrio La Paz, municipio de Magangué – Bolívar.

Publicidad