Autoridades judiciales del departamento de Antioquia, más precisamente del municipio de Mutatá profirieron la orden de aseguramiento en centro carcelario en contra de un hombre, miembro de una comunidad indígena, quien es señalado de haber adelantado actos abusivos, accediendo carnalmente, a una menor de 8 años, quien es hija de su pareja sentimental.

De acuerdo con la Fiscalía General de la Nación, basada en las investigaciones que han desarrollado sus funcionarios de la unidad de género en Antioquia, los abusos sexuales en contra de la niña comenzaron desde 2018, y se extendieron hasta el pasado mes de mayo, cuando la madre de la menor puso el caso en conocimiento de las autoridades.

Según la investigación, los casos de abuso y acceso carnal contra la menor comenzaron cuando ella tenía 8 años, y pese a que la niña había acusado a su agresor ante su madre, esta se había abstenido de ponerlo en conocimiento de las autoridades debido al temor que le infundía el hombre.

La Fiscalía también precisó que el hombre de 28 años, miembro de una comunidad indígena de Antioquia, lograba estar a solas con la menor, apartándola de su madre con la excusa de ‘salir a pescar juntos’, momento en que agredía sexualmente a la niña.

La madre de la menor también detalló que cuando el hombre se enteró que ella tenía conocimiento de los actos abusivos en contra de su hija por parte del padrastro, este emitió una amenaza de muerte contra la mujer con el objeto de impedir que ella se acercara a las autoridades para poner en conocimiento de las autoridades dicho delito.

Tras ser capturado por los agentes del CTI, en acción conjunta con los efectivos de la Policía de Infancia y Adolescencia, el hombre fue presentado ante las autoridades e imputado con el delito de actos sexuales abusivos y acceso carnal abusivo con menor de 14 años en modalidad de agravado.

El hombre no aceptó los cargos, y ahora deberá permanecer tras las rejas por petición de la Fiscalía, mientras avanza el proceso en su contra. 

publicidad publicidad