Los empleados del hospital San Juan de Dios de Ituango, en Antioquia, han extendido las jornadas de atención por el desplazamiento de más de 2.500 campesinos que han llegado hasta la zona urbana.

Ante la situación, hasta el personal administrativo ha apoyado las labores de los profesionales de la salud en los albergues y lugares habilitados para la atención de salud.

El hospital tiene una ocupación del 60 %, debido a que las brigadas de salud han encontrado que muchos de estos campesinos llegan con diversos malestares, deshidratados y con otras dolencias que de no atenderse de manera inmediata pueden llegar a ser más graves.

Asimismo, han requerido de hacer el traslado de pacientes que requieren mayor atención debido a la complejidad de su estado de salud, sin embargo, no ha sido posible debido a que el municipio se encuentra incomunicado por la ola invernal y los deslizamientos de tierra.

A pesar que las autoridades han intentado llevar las ayudas humanitarias a través de helicópteros, las condiciones climáticas reportadas durante todo el domingo generaron retrasos en esas labores.


publicidad publicidad