La instalación del Congreso este 20 de julio se vio sobresaltada por voces de rechazo y aplausos, a la vez, en contra de la fuerza pública. La controversia se dio durante el discurso de Iván Duque, en el que el mandatario pidió rendir homenaje a los uniformados, lo que desató una airada reacción de congresistas de la oposición, que exhibieron una bandera invertida y lanzaron gritos de "asesinos".

En medio de la tensión, otros congresistas aumentaron los aplausos, mientras que el presidente Duque destacó la función de la fuerza pública para proteger las garantías constitucionales.

“Con la misma forma de corazón ustedes aplauden a los héroes de Colombia he dado claras instrucciones para que todos los miembros de la fuerza pública se comprometan con el respeto las garantías y la protección de la protesta pacífica y también le dado instrucciones precisas para actuar con contundencia utilizar todas las herramientas de la constitución para defender a la ciudadanía de los vándalos y terroristas”, declaró el mandatario.

El primer mandatario, además, recordó el proyecto de transformación Integral de la Policía, con el que están creando una nueva identidad de la Institución para mejorar su proximidad con los ciudadanos, y con el que, también, se espera fortalecer la prevención, protección y respeto por los derechos humanos.

Publicidad