Un medio de la presentación del Banco de Proyectos orientado a la atención psicosocial de jóvenes y prevención del suicidio, y de un pacto juvenil por la libertad religiosa y de cultos con jóvenes líderes, que se dio en la Casa de Nariño, una joven le dio un curioso regalo al primer mandatario.

La adolescente barranquillera, quien fue una de las invitadas al evento, sacó de su bolsillo una piedra para entregársela al presidente Iván Duque.

En paralelo le dijo al jefe de Estado “que la próxima vez que un joven saque una piedra sea para construir una casa, un templo y no para destruir”.

Seguidamente el mandatario recibió la roca y abrazó a la joven. Luego dio un discurso que giró sobre el inusual regalo que recibió.

“Me pareció muy importante algo que dijiste que cuando un joven (sacara una piedra) fuera para construir y no para destruir. Yo creo que este encuentro es la forma más clara de mostrar la capacidad de construcción de nuestra sociedad”, sostuvo.

Asimismo trinó que "con representantes y líderes de iglesias, creencias y manifestaciones de fe conmemoramos el Día Nacional de la Libertad Religiosa y de Cultos, y recibí una piedra como símbolo de construcción y no de destrucción. Esta es la Colombia que sale adelante".

 

publicidad