Un grupo de enfermeros y enfermeras del hospital César Uribe Piedrahita del municipio de Puerto Berrío, Antioquia, mantienen retenidas aproximadamente 4.000 dosis de vacunas contra el COVID-19, en protesta, según ellos, por el no pago de sus salarios y la no afiliación al sistema seguridad social.

 

“Llevamos mes y medio sin sueldo y desde el mes de abril algunos compañeros se encuentran sin seguridad social. Ustedes saben cómo el COVID se encuentra y nadie responde, nadie nos da solución de nada”, indicó Soledad López, auxiliar de enfermería y una de las voceras de la manifestación.

 

Para poder dar una solución a esta compleja situación, funcionarios del área de salud del municipio realizan una mediación entre los profesionales de la salud que mantiene la protesta y las directivas del hospital para poder llegar a un acuerdo en el pago de los salarios y, así, se pueda continuar el proceso de vacunación.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad