El caso del magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse, conforme pasan los días está generando más dudas que certezas, en especial sobre la supuesta vinculación de militares colombianos en retiro cuyos familiares están exigiendo que se conozca toda la verdad y las pruebas que los vincularían con esos hechos, elementos que aún no se conocen en su totalidad.

Giovanna Arelis Romero Dussan, esposa del sargento primero del Ejército en retiro Mauricio Javier Romero, oriundo del departamento del Huila, quien murió en Haití, en unos confusos hechos en ese país. La mujer relató los últimos momentos que paso en compañía de su pareja antes de no volver a saber de él.

 

Indicó que Romero el 4 de junio de 2021 viajó a Santo Domingo, República Dominicana, a desarrollar un proyecto de vida el cual le iba a traer, según ella, estabilidad financiera y las herramientas para sostener a su familia.

Fuente: Revista Semana 

 

“Mauricio, al momento de abordar su vuelo en el aeropuerto, le tomó una foto a su tiquete que decía que se iba para Santo Domingo y hasta ahí estaba la información que nosotros conocimos, nosotros no teníamos conocimiento de que él estuviera en otro país, siempre creímos en las comunicaciones; él no daba detalle de en dónde estaba”, sostuvo.

 

Advirtió en su relato que hasta ahora viendo las noticias se vinieron a enterar de que estaba en Haití. “Sinceramente, confirmar que él estaba en Haití, lastimosamente, nos enteramos fue con las noticias. Mauricio era muy discreto y reservado con su trabajo, no daba detalles de más, solo manifestaba que estaban bien. Yo por lo menos no sospeché que estuviera en otro país, de pronto de turismo, no sé”.

 

Reveló los detalles inéditos que rodearon el viaje de su esposo. “La situación del viaje la conocimos un día cuando lo llamó un compañero de trabajo que lastimosamente también fue uno de los abatidos, Duberney Capador. Él le dijo que había un proyecto de trabajo por fuera, que era muy bueno, que era dentro de los nardos legales, decía que no se lo iba a llevar a tener problemas ni a pelear”, relató.

 

Agregó: “Le preguntó a mi esposo que, si estaba interesado, que él lo esperaba el día jueves a medianoche en el aeropuerto El Dorado, que no se preocupara sino por tener el pasaporte al día, que el proyecto contaba con los gastos de los tiquetes de ida. Lo único que Mauricio me dijo fue: ‘¿qué dice negra?, y yo le dije a él que la decisión la debía tomar era él, pero que contaba con mi respaldo. Nosotros llevamos 20 años de casados”.

 

¿Qué era el proyecto?

Ante las dudas sobre lo que su esposo llamaba ‘proyecto’, un medio de comunicación profundizó más en el tema y Giovanna Arelis Romero Dussan explicó que posteriormente logró establecer llamadas por WhatsApp, en esas comunicaciones él decía que el trabajo se asemejaba más al de un escolta dependiendo de las actividades de una persona a la que le decía ‘jefe’.

 

“Al principio no sabíamos mucho, pero cuando avanzaron las llamadas por WhatsApp con él, decía que el trabajo era más parecido al de un escolta, que andaba con el jefe; a veces me llamaba y me decía que tenía que colgar porque el jefe iba de salida. Llamaba en la noche y decía que acababa de llegar, el jefe estaba todo el día en reuniones. ‘Nos tocó todo el día de pie’, decía él, estaba haciendo un trabajo, para mí, muy parecido a un escolta”, recalcó.

 

Señaló que ese denominado proyecto no estaba proyectado para que terminara pronto, sino que estaba mentalizado para largo plazo. “Se hablaba del proyecto, a él solo le hablaron de un proyecto a largo plazo, un proyecto que se pensaba ampliar a muchas más personas, de acuerdo con cómo les fuera a ellos en esa etapa”, sostuvo.

 

“No es un asesino”

Finalmente, Giovanna Arelis Romero Dussan afirmó sin ninguna duda que el sargento primero del Ejército en retiro Mauricio Javier Romero no es ningún asesino y que no se prestaría para cometer un crimen tan vil como el magnicidio del presidente de Haití.

 

“Es algo que debe quedar claro, créame que no se hubiera prestado para algo tan vil bajo ninguna circunstancia, porque era un hombre que siempre pensaba en hacer lo correcto, porque él decía que si uno hacía las cosas bien siempre le iba bien, es algo que tenía grabado y por eso tuvo una bonita carrera en el servicio activo”, dijo.

 

Las autoridades de Haití siguen avanzando en los procesos de investigación para esclarecer los hechos que rodearon el asesinato del primer mandatario de ese país.

 

Por orden del presidente de Colombia, Iván Duque, una comisión especial de la Policía Nacional, en cabeza de su director, el general Jorge Luis Vargas, partió hacia Haití para brindar colaboración a las autoridades y poder desenredar las dudas sobre ese caso.

 

publicidad publicidad