Tras la bochornosa escena protagonizada por un grupo de exhibicionistas, captados en video teniendo sexo en un balcón de la Ciudad Colonial de Cartagena, se elevan las voces de residentes que claman la urgente creación de una zona de tolerancia para la ciudad.

Durante la noche del pasado lunes festivo, uno de los balcones de un prestigioso hotel de la Calle Primera de Badillo fue el escenario donde dos parejas completamente desnudas tuvieron sexo al aire libre mientras eran observados por transeúntes, la mayoría turistas, que a esa hora visitaban la Ciudad Colonial.

A propósito de este acto, el Colectivo 'Somos Centro Histórico', que agrupa a habitantes del corralito de piedra, solicitó al Distrito que se prohíba la prostitución en la Ciudad Colonial para que evitar que se sigan presentando este tipo de escenas.

Este grupo de habitantes pide que en el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, se cree una zona de tolerancia en las afueras de la ciudad, como la que existió hace décadas en Tesca, lejos de barrios con uso residencial.

"Desde que se cerró Tesca la prostitución se regó por toda la ciudad y en el Centro Histórico ha proliferado por el turismo nocturno", señaló Isabela Restrepo, directiva del Colectivo Somos Centro Histórico.

La escena del pasado lunes festivo es apenas la punta del iceberg de una problemática que se exacerbó en Cartagena con la reactivación económica, que trajo más prostitución en el Centro Histórico, incluso con la apertura de más bares que sirven como fachada, porque en realidad son puntos de encuentro de prostitutas con turistas.

Publicidad