El músico de la ciudad de Nashville, Pat Pollifrone, decidió compartir en sus redes sociales una publicación en donde muestra a su perrita abrazando a un ciervo bebé enfermo que se encontraron en su jardín.

La perrita llamada Zoey, no solo lo acarició al pequeño ciervo, sino que decidió cuidarlo y convertirse en su mejor amiga. La increíble experiencia comenzó el día 24 de junio, cuando el músico encontró al pequeño cervatillo acostado en el jardín de su casa.

En ese momento, Pat lo único que tuvo en mente fue llevarlo hasta el bosque para que regresara a su casa, pero al día siguiente se llevó una sorpresa.

Luego de observar que tenía varios problemas de salud, el hombre decidió ayudar al cervatillo al que llamó Bambi y compartió un video en Instagram. En la descripción Pat dejó claro que el ciervo era libre de volver a la naturaleza, pero mientras tanto lo iba a ayudar con sus problemas.

publicidad