El equipo de gimnasia artística de Alemania utilizará por primera vez unitardos en lugar de los tradicionales “malliot” en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como una forma de luchar contra la sexualización de las atletas.

Las jóvenes integrantes de la delegación alemana comenzaron a desarrollar esta estrategia desde su participación en el Campeonato Europeo de Gimnasia, con el fin de poner fin al acoso y sexualización de sus cuerpos debido a los uniformes que exhiben sus piernas y glúteos.


Esta decisión fue apoyada por la Federación Alemana de Gimnasia por iniciativa de Sarah Voss, la primera gimnasta en lucir un traje completo que le cubre los brazos y las piernas.


“Cuando empezó la pubertad, cuando llegó mi menstruación, empecé a sentirme incómoda. Todas entrenamos con pants, ¿por qué no competir así también? Muchas gimnastas me han escrito que están contentas por dar el paso. Puedes sentirte y lucir bien” mencionó.

Para su participación el 25 de julio en Tokio, las jóvenes podrán decidir entre usar el unitardo o el malliot.

“No significa que no queramos seguir usando el maillot normal. Es una decisión que se toma día a día, en función de cómo nos sintamos y de lo que queramos. El día de la competición decidiremos qué llevar. Se trata de lo que resulta cómodo” explicó la gimnasta Elisabeth Seitz.

De acuerdo a la Federación Alemana de Gimnasia, los nuevos atuendos de Kim Bui, Pauline Schaefer, Sarah Voss y Elisabeth Seitz son una forma de declaración en contra de la hipersexualización de las gimnastas dentro de los Juegos Olímpicos.

publicidad publicidad