La influencer, Sofia Cheung, originaria de Hong Kong, murió mientras intentaba tomarse una selfie desde lo alto de un acantilado.

Cheung, de 32 años de edad y con casi 17 mil seguidores en Instagram, acudió con sus amigos al parque Ha Pak Lai, cercano a la ciudad de Yuen Long. Entrada la tarde, se acercaron al arroyo Tsing Dai para tomarse unas fotos. Cheung decidió situarse al borde de la cascada Pineapple Mountain, pero perdió el equilibrio y cayó.

La ‘influencer’ se caracterizaba por publicar fotos en la naturaleza, muchas de las cuáles incluían situaciones de riesgo al borde de acantilados o en las cimas de montañas, ya que su pasión eran los deportes de aventura. En su cuenta de Instagram se lee la frase: "La vida debería ser divertida, no tonta".

publicidad publicidad