Desde celulares, tabletas o computadores, millones de personas en el mundo tienen internet, con lo que pueden acceder a toda una variedad de contenidos. Pero en Colombia el 14 por ciento de las familias colombianas cuentan el servicio de acceso fijo a internet.

 

Para que esta cifra empiece a aumentar aceleradamente, desde este viernes el internet se volvió un servicio público esencial y universal, con la promulgación de la ley por parte del presidente Iván Duque y la ministra de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, Karen Abudinen.

 

¿Esto qué quiere decir? Que, con la ley, de autoría del representante a la Cámara Rodrigo Rojas Lara, se garantiza y se asegura la prestación del servicio de manera eficiente, continua y permanente, permitiendo la conectividad de todos los habitantes del territorio nacional, en especial de la población que, en razón a su condición social o étnica, se encuentre en situación de vulnerabilidad o en zonas rurales y apartadas.

 

El Presidente, recordó desde Arroyohondo, Bolívar, que “en campaña presidencial, siempre recorriendo el país, decía que una de las formas de construir equidad era democratizando el servicio de internet. ¿Qué quiere decir democratizando? Que las familias, así como tienen el agua y la luz, puedan tener el derecho a acceder a este servicio”.

 

Para el mandatario, esto significa que “el internet para todos: oportunidades para todos. Significa poder vender el producto, significa poder vender una idea, traer desarrollo, significa educación, inclusión financiera, significa también diversión y cultura. Eso es lo que logramos cuando el internet llega al territorio”, sostuvo.

 

Por su parte, Abudinen calificó la ley como “un paso histórico de Colombia en su camino por reducir la brecha digital y aumentar las oportunidades de progreso y desarrollo para miles de colombianos que este viernes habitan en las zonas rurales más apartadas”. El jefe de Estado, además, señaló que esta norma contribuye a la meta de su gobierno de conectividad del 70 por ciento de hogares colombianos.

 

Beneficios:

• Garantizar una prestación ininterrumpida del servicio y la operación del mismo, así como las acciones necesarias para la adecuación y mantenimiento de las redes e infraestructura de telecomunicaciones.

 

• Evitar la suspensión del servicio por causa de las dificultades económicas de la población más vulnerable.

 

• Permitir un mayor amparo a través de las acciones constitucionales contempladas en el ordenamiento jurídico, por cuanto la interrupción de dicho servicio público puede ocasionar la vulneración de otros derechos fundamentales.

 

• Durante los estados de excepción y emergencia sanitaria, los usuarios contarán con navegación gratuita en 30 direcciones de internet para acceder a servicios de salud, atención de emergencias, de educación y del gobierno, así como con 200 mensajes de texto gratuitos. En el mismo caso, los usuarios pospago que estén atrasados en el pago de la factura y cuyo plan no exceda los $ 54.462, podrán efectuar recargas para usar el servicio en la modalidad prepago.

• Navegación sin costo en el portal de educación dispuesto por los ministerios de Educación y de las TIC, para los colombianos con planes pospago o prepago con un valor inferior a 1,5 UVT.

 

• Ampliación de la cobertura del servicio de internet en el país, con un conjunto de estímulos para que los pequeños operadores lleguen a las zonas rurales y de difícil acceso, que son:

 

A. Exención por cinco años del pago de la contribución anual a la CRC y de la contraprestación periódica a favor del Fondo Único de las TIC.

 

B. Simplificación de trámites, flexibilización de cargas regulatorias y reducción de tiempos para la designación de licencias para el despliegue de infraestructura.

 

• Financiación de líneas de crédito para los operadores con menos de 30.000 usuarios, con recursos del Fondo Único de las TIC.

 

Según el más reciente boletín de las TIC, de enero y marzo de 2021, Colombia superó la barrera de los 8 millones de accesos fijos a internet; una velocidad promedio contratada de internet fijo de 39,4 mbps; 32,9 millones de accesos a internet móvil y 69 millones de líneas de celular.

Fuente: EL TIEMPO


publicidad publicidad