Johanna Sequeda Figueroa, madre del pequeño Fernando, permanece sedada y bajo estricta vigilancia de sus familiares luego de protagonizar un episodio de intento de suicidio, tras culminar las honras fúnebres de su pequeño hijo, el miércoles en la tarde, hallado sin vida en circunstancias que aún siguen siendo materia de investigación.

Lo que comenta en este caso su hermano, tío del menor, Luis Sequeda, es que la mujer intentó lanzarse a una de las vías más concurridas de la ciudad para ser embestida por un vehículo y acabar, lo que ella ha catalogado, como la peor pesadilla de su vida.

"Ella ha estado muy afectada por lo sucedido. Justo cuando íbamos saliendo del sepelio, corrió hacia la calle para intentar suicidarse con cualquier carro que la atropellara", expresó Luis Sequeda, en diálogo con RCN Radio.

Entretanto, continúa la búsqueda de Javier Segundo Fernandez Hernández, el principal sospecho de este crimen que tiene conmocionada a la ciudad de Barranquilla.

De acuerdo con las pesquisas del margen de las investigaciones, el presunto homicida estaría en zona fronteriza entre La Guajira y Venezuela.

Por otro lado, el ICBF confirmó que a Johanna Sequeda ya se le estaría brindando el acompañamiento psicológico por lo sucedido. "Nos encontramos prestando los servicios de acompañamiento a esta madre, mientras que con las autoridades establecimos una ruta de acción para dar con la captura del responsable de este trágico hecho", señaló Liliana Pulido, subdirectora de la institución.

Cabe recordar que contra este hombre pesa una orden de captura, emanada por la Fiscalía 11 especializada, y además el alcalde Jaime Pumarejo ofreció una recompensa de $10 millones de pesos por información que conduzca a la captura del responsable.

Fuente: La fm 

publicidad