Afortunadamente, soplan vientos de cambio en muchos aspectos de la vida y los estereotipos van quedando en el olvido.


Uno de los destacados, tiene que ver con los modelos de belleza que se vinieron imponiendo durante años. Hoy, la belleza es otra cosa.

 

De la misma manera que Victoria’s Secret dejó de lado a sus ángeles alados, para pasar a ser una marca representada por mujeres representativas, la prestigiosa marca de cosméticos L’Oréal, también se suma a la inclusión y sumó a su lista de modelos destacadas, a María Júlia de Araujo, una joven brasilera de 18 años con Síndrome de Down.

 

María Julia nació el 20 de junio de 2002, en Río de Janeiro y desde pequeña, siempre quiso ser modelo. Su objetivo, era desfilar por una pasarela y ser famosa.

 

Fue así como de la mano de sus padres, empezó una carrera como modelo a los 16 años.

 

Ella considera que “todos somos hermosos” y espera ser la inspiración de otros que también persiguen un sueño.

 

“A través del trabajo voluntario podemos conocer de verdad las diferentes realidades y conectarnos con personas que ven el mundo de otra manera”, dijo Maju, que es como le gusta que la llamen.

 

Después de ganar el concurso Miss Teen Rio de Janeiro, Maju empezó a compartir contenido en Instagram y se hacía cada vez más famosa.

 

Fue así como se convirtió en la imagen de la empresa L’Oréal, además de participar en desfiles que tienen como objetivo la inclusión y la integración.

 

Uno de los principales desafíos a los que se enfrentaba, era su dificultad para hablar, pero cuando logró superar sus miedos, dijo sentirse orgullosa.

 

Una carta publicada por su propia familia, explica claramente quién es Maju.

 

“Ella vive como si todos los días fuera su cumpleaños. Todos los días salta, canta, baila y celebra la vida. Cada día nos enseña que hay que vivir y ser felices. Es sencillo, no hay secreto.

 

Cuando quiere bailar, va ahí, entre la multitud, y baila. Cuando quieras abrazar, abraza. Cuando quiere expresar qué tan hermosa es una persona, lo dice.

 

Cuando quieras agradecer a Jesús por la vida, agradece, no importa si estás en la fila de un mercado abarrotado o en un asiento de pasajero”.

 

Es maravilloso que nos abramos a nuevas expresiones de belleza, de arte, de música o de trabajo.

 

Las personas con discapacidad, pueden hacer un maravilloso aporte a nuestro mundo. Maju nos enseña que podemos lograr lo que nos propongamos y cumplir nuestros sueños y anhelos.

 

“La belleza está en la pluralidad”, dijo L’Oréal en un comunicado. Y estamos seguros de que así es.

Fuente: Mundo Today 

publicidad publicidad