Algo insólito le sucedió el jueves de esta semana a Nuris Morales, una mujer que se dirigió al cajero automático del banco Caja Social, sucursal MetroCentro, en el sur de Barranquilla. La mujer denunció que  el cajero le entregó un millón de pesos falsos en billetes de 50 mil.

“El día de ayer estaba en el Banco Caja Social y retiré un millón de pesos, y como ayer era día de quincena uno no espera que un cajero le entregue un millón de pesos en billetes falsos. Me dirigí a otra entidad bancaria a pagar unas obligaciones financieras, pero me detengo en una tienda Ara a comprar unos yogures, pero para sorpresa mía cuando canceló con un billete de 50 la cajera me dice que estaba falso, entregó otro billete y me dice que también estaba falso”, narró la afectada en Atlántico en Noticias.

La mujer señaló que una vez se percató de lo ocurrido se dirigió de nuevo al banco y allí se llevó una sorpresa al notar que las otras cuatro personas que estuvieron haciendo fila con ella en el cajero automático también les había dado billetes falsos.

“Inmediatamente voy al banco y cuando regreso me encuentro con las personas que habían retirado junto conmigo y todas estaban poniendo la misma queja. Una señora retiró 800 mil pesos y también eran falsos. La señora estaba llorando porque ese era el dinero que le enviaba el esposo para ella mensualmente y ahora debe esperar un mes para que el banco le responda”, contó Nuris.

En el caso puntual de ella, el banco no le recibió la queja por una razón.

“El banco no me recibió la queja porque no soy la titular de la cuenta, sino que es mi esposo y él labora fuera de la ciudad. En un mes es que ellos nos van a resolver la situación. O sea que dejamos de pagar obligaciones financieras por ese millón de pesos”, precisó.

La mujer contó que no hubo una atención cordial por parte de los funcionarios del banco cuando los clientes llegaron a denunciar. 

“Mi esposo lleva 8 años con ese banco y ayer no encontramos un banco humano con vocación de servicio al cliente que se ponga en los zapatos de nosotros. Está bien que ellos tengan que realizar una investigación, pero estaban en un comportamiento que no era la mejor. Estaban como groseros, altaneros, mandando a la gente a salir del banco”, precisó.

La mujer señaló que cuando analizó los billetes se percató que no tenían marca de agua, todos tenían la misma serie e incluso había un billete que no tenía completo el número 50.

Por este hecho insólito y grave, por el momento, el banco no se ha pronunciado.

Fuente: Zona cero

publicidad