Una mezcla de estupor e indignación está generando en Posadas, Argentina, el caso de Leticia Zapata, una mujer de 30 años que estafó a miles de personas por las redes sociales fingiendo tener cáncer.

Zapata publicó en Facebook e Instagram fotos suyas donde aparecía rapada, contando que tenía cáncer de útero y que, a pesar de recibir esmerada atención en un hospital público, el tratamiento no había causado efecto.

En el post adjuntaba un certificado con un sello y una firma de una médica que existe, pero que jamás trató a la mujer. Todo lo había falsificado.

Una periodista vio la publicación y compartió el pedido entre todos sus contactos. Rapidamente se fueron sumando nuevas personas con ganas de ayudar llegando a recaudar 360.000 pesos argentinos. Sin embargo, poco después se reveló que la joven no padecía de ningún cáncer que solo había falsificado los certificados y también había participado en otras estafas junto a su pareja.

publicidad