Seni María Guerra Urbaneja de 28 años, murió en la ciudad de Valledupar luego de que le practicaran una cirugía de aumento de glúteos de manera clandestina.

El procedimiento estético de la mujer de nacionalidad venezolana, le fue realizado en el hotel Los Cardones, en la capital del Cesar.

La médica que la operó, alquiló la habitación 108 del hotel Los Cardones, ubicado en el centro de Valledupar.

En la operación algo falló y de allí, fue trasladada hasta una clínica por parte de su compañero sentimental.  En medio del trayecto hasta el centro asistencial Seni Maria Guerra falleció.

Según la pareja de la víctima, la supuesta médica identificada como Mildreth, huyó cuando la joven era trasladada a la clínica.

Por otra parte, se conoció que las autoridades cerraron de forma temporal el hotel donde se llevó a cabo esta cirugía.

Declaraciones de la madre

La madre de la joven manifestó que, mediante engaños, su hija le dijo que iría a Valledupar a practicarse un procedimiento estético en una clínica y no en un hotel.

“Mi hija me dijo que iba a ir a Valledupar a hacerse una cirugía en una clínica, yo le dije que investigara bien lo que iba a hacer“, aseguró la madre.

Al mismo tiempo, agregó que “me llegó la noticia de que mi hija está muerta y me entero que el procedimiento fue en un hotel ni siquiera en una clínica”.

“La doctora se llama Mildreth y también es venezolana, es lo único que sé. Quiero que me ayuden, en el hotel hay cámaras para buscar evidencia. Necesito que me ayuden”, imploró la madre.

Tanto la madre de la fallecida, como su compañero sentimental, aseguraron que hacía 15 días Seni se había practicado una cirugía de aumento de busto con la misma médica.

La operación también habría salido mal debido a que un seno le quedó más grande que el otro y Seni les aseguró que la doctora le había dicho que también le corregiría “el desperfecto”.

publicidad publicidad