En mayo de 2021, Karla Tenorio, una mujer brasileña, de 38 años, despertó toda una polémica tras escribir un artículo para el portal ‘Universa UOL’.

 

En el texto ella confesó: “Tengo una hija de 10 años y soy una madre arrepentida”.

 

La actriz y escritora dijo que odió ser mamá desde el parto, más específicamente, “desde el momento en que a mi hija le salió la cabeza”.

 

Según ella, cuando se casó cedió a un deseo que no era suyo, y el parto tuvo tantas complicaciones que se convirtió en “un proceso delicado sacar el resto de su cuerpo". "Fue entonces cuando lo lamenté”, dijo.

 

En el artículo, Tenorio contó que sufrió de psicosis posparto, un trastorno poco común (diferente a la depresión posparto) que afecta a la madre de forma directa. De acuerdo con el sitio web de la Clínica Mayo, algunos de los signos y síntomas son:

 

Confusión y desorientación.

Pensamientos obsesivos acerca del bebé.

Alucinaciones y delirios.

Alteraciones del sueño.

Exceso de energía y agitación.

Paranoia.

Intentos de auto lastimarse o herir al bebé.

En su caso, se obsesionó con la idea de ser una madre perfecta hasta el punto en que anotaba en un cuaderno por cuántos minutos amamantaba a su hija.

 

“En la psicosis pierdes la noción del tiempo, te cierras al mundo, te vuelves un cuidador excesivo”, comentó.

 

Con el paso del tiempo, aceptó que lo que experimentaba era un sentimiento de arrepentimiento y, al ver que no había apoyo en su entorno cercano, decidió crear el programa @MãeArrependida (en español: Madre arrepentida).

 

Dicha cuenta está dedicada a las madres y a quienes aún no lo han sido, que “necesitan de apoyo para atravesar el dolor”.

 

La razón para sentirse así es que considera que la figura de la maternidad está idealizada por la sociedad y no quiere encajar en ella.

 

En una de sus publicaciones aseguró: “Cuando somos madres, las cosas cambian. Cuando llegó la niña (su hija), lo único que pude pensar en ese momento fue ‘ahora tengo que cuidarla y hacer que funcione’".

 

Desde que el artículo mencionado salió a la luz, su caso ha sido documentado por varios medios internacionales y el movimiento que inició ha crecido mucho más.

 

La página de Instagram de la ‘Madre arrepentida’ reúne más de 22 mil seguidores. En su cuenta personal, Tenorio tiene alrededor de 17 mil.

 

Sin embargo, en muchas ocasiones ella ha aclarado que no hay que confundir su proyecto con los sentimientos respecto a su hija.

 

Tenorio afirma en sus redes que, tras la polémica, “mucha gente habla de ella como si fuera a convertirse en una niña sin amor”, pero la realidad, según indica, es otra.

 

Por eso, realizaron un video juntas en el que Flor, como se llama la menor, responde a las preguntas más frecuentes de los seguidores de su madre y asegura que se “siente muy bien de ser parte de este colectivo”.

 

La mujer también reconoce que para algunas personas puede ser difícil asimilar su mensaje.

 

Según ella, “esto se debe a que muchas mujeres y yo ahora mismo estamos rompiendo un silencio de cientos de años”.

 

Por eso sigue firme en su posición y se preocupa por educar respecto al tema a quienes la siguen. Ella realiza podcasts y conversatorios, sin dejar atrás su proyecto principal: Madre Arrepentida.

Fuente: EL TIEMPO


publicidad publicidad