La escasez de alimentos y medicinas, agravada por la pandemia del coronavirus COVID-19 , desató la ira de los habitantes de la isla, quienes a grito de “libertad” protagonizaron un estallido social en Cuba contra el Gobierno, situación que no ocurría hace más de 20 años.

 

Lo de Cuba fue una movilización sin precedentes en el país, donde las únicas concentraciones autorizadas suelen ser las del Partido Comunista.

 

“Estamos aquí por la represión del pueblo, nos tienen matándonos de hambre, estamos sin casa”, dijo un manifestante.

 

Decenas de personas fueron detenidas, mientras otras resultaron heridas. Y como si los ánimos no estuvieran caldeados, tras este estallido social en Cuba, el presidente Miguel Díaz-Canel convocó a sus seguidores a defender su gobierno en las calles.

 

"Por eso, también aquí estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a todos los comunistas, a que salgan a las calles en cualquiera de los lugares donde se vayan a producir estas provocaciones hoy, desde ahora y en todos estos días, y a enfrentarlas con decisión, con firmeza y con valentía", afirmó.

 

 

 

Hoy, el mandatario aseguró que detrás del estallido social está Estados Unidos y que el Gobierno cubano trata de enfrentar y vencer las dificultades ante las sanciones del país norteamericano, reforzadas desde el mandato de Donald Trump.

 

“Todos estos procesos, que hemos tratado de enfrentar y de vencer ante una política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país, llevan efectos acumulativos y precisamente yo creo que hoy los problemas que tenemos tienen que ver con esos procesos acumulativos", dijo el mandatario cubano.

 

Entre tanto, países como México se pronunciaron. El presidente Andrés Manuel López Obrador denunció el intervencionismo contra Cuba y ofreció ayuda humanitaria.

 

“No hay que utilizar de bandera el apoyo humanitario para interferir en asuntos que solo corresponde resolver a los cubanos, nosotros vamos a estar pendientes y dispuestos a ayudar al pueblo hermano de Cuba”, señaló.

 

Por su parte, Rusia también rechazó toda injerencia externa en Cuba.

Fuente: LA FM


publicidad