A raíz de las múltiples quejas y denuncias hechas ante la Corporación Coralina, por el uso de  globos y materiales de plástico que terminan convirtiéndose en focos de contaminación y afectando de paso las especies marinas, se tomó la decisión de prohibir el uso de estos elementos en las playas y embarcaciones de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Así lo anunció el director general de Coralina, Arne Britton González, quien indicó que estos elementos no pueden utilizarse en ningún sector de las playas o zonas costeras, para ningún tipo de actividad.

A esto se suma, según Britton González, la normativa que entra en vigor el próximo mes por la cual queda prohibido totalmente el ingreso, comercialización y uso de bolsas y todo tipo de elementos plásticos e icopor de un solo uso en el archipiélago.

Todo esto se hace con el fin de proteger las especies marinas y la salud humana de la contaminación de plástico. Según el Programa para el Medio Ambiente de Naciones Unidas, el 80 por ciento de la basura marina es de plásticos y sus derivados. Además, se estima que entre 4,8 y 12 millones de toneladas de estos materiales llegan a los océanos impactando negativamente los ecosistemas y afectando a las especies que los habitan.

Fuente: El tiempo

Publicidad