El Gobierno estudia la posibilidad de crear incentivos, incluso económicos, para que los ciudadanos se vacunen contra el COVID, según indicó este miércoles el ministro de Salud, Fernando Ruiz.

La razón de ello, es que hay más de 4 millones de personas que no se han vacunado y que hacen parte de las etapas priorizadas en el Plan Nacional de Vacunación.

Según las cifras, 4'360.624 de personas están sin vacunar: 224.778, mayores de 80 años; 263.093, entre 75 y 79; 439.764, de 70 a 74; 835.868, entre 65 y 69; 1'175.088, entre 60 y 64, y 1'422.033, entre 55 y 59.

El Ministerio de Salud puso como ejemplo a otros países y pidió a las entidades territoriales tener incentivos y descuentos.

“Hay países que han tomado medidas casi que extraordinarias como impedir la entrada a bares de los jóvenes para que se vacunen”, dijo el ministro de Salud, Fernando Ruiz.

En Europa, muchos países han optado por crear incentivos para convencer a los que se niegan a vacunarse contra el COVID-19. Desde la semana pasada, se exigirá una prueba de vacunación o de haber superado el COVID-19 recientemente para entrar a restaurantes, cafés, bares y cines cubiertos.

publicidad publicidad