Un fatal incidente se registró en una sala de cine, donde un hombre identificado como Ateeq Rafiq, falleció luego de que le cayera una silla en la cabeza.

El joven de 24 años de edad, se dirigió con su esposa al cinema Vue en la ciudad británica de Birmingham, y al finalizar la película se percató que no tenía sus llaves ni su teléfono, por lo que decidió agacharse para buscar sus pertenencias debajo de la silla.

En ese instante, el hombre había asomado su cabeza por debajo del reposapiés, cuando este empezó a caer sobre él aplastándole la cabeza.

Su esposa al percatarse de lo sucedido, intentó levantar la silla sin tener éxito, pues los botones del reposapiés estaban atorados. Tras 15 minutos, los empleados de la sala de cine lograron sacar el cuerpo del hombre, quien sufrió infarto al faltarle oxígeno en el cerebro.

Tras pasar una semana en un hospital, el hombre falleció por una lesión cerebral hipóxica.

Esta semana, y luego de tres años desde que se presentó el incidente (marzo de 2018), se dio a conocer que la empresa fue multada por 750.000 libras esterlinas (4.093.212.000 pesos colombianos) por infracciones de seguridad.

La jueza del caso dictaminó que Ateeq Rafiq murió en “un accidente que nunca debería haber ocurrido”.

publicidad publicidad