Don Fernando de ocupación taxista, se vio fuertemente afectado con la llegada del Coronavirus a nivel mundial que obligó a la población a entrar en cuarentena, lo que significaba la disminución de los ingresos en su hogar.

Siendo sabio y teniendo claro los gastos que tenía, decidió ahorrar en una alcancía monedas de $500 y de $1000, ya que sabía que no iba ser fácil pagar el Soat y Tecnomecánica de su vehículo.

Como buen equipo, su esposa se unió a este objetivo y cada día iban llenando la alcancía, pues sabían que debían tener los papeles del taxi al día, porque prácticamente era el que ayudaba con el sustento diario del hogar.

Después de 11 largos meses, don Fernando y su esposa decidieron abrir la alcancía y contar el dinero. Sin esperarlo, lo ahorrado fue más de lo pensado. Tenía para pagar el Soat y la Tecnomecánica. “No lo creíamos, pensé que debía poner un poco más y descompletar lo del mercado, pero para sorpresa nuestra, estaba el dinero completo”, comentó don Fernando.

“Esa misma mañana del domingo 11 de julio de este año, me fui con mi esposa al CDA La sucursal de la cra 70 con calle 2c, lo primero que hicimos fue preguntar si nos recibían las monedas para renovar los papeles del taxi. Sin dudarlo y con amabilidad, el personal me dijo que no había ningún problema”, sostuvo don Fernando.

Fue en ese momento en el que don Fernando y su esposa, padres de dos menores de edad, entregaron el dinero y pasaron el vehículo a su respectiva revisión. “Mi mayor motivación con este ahorro ha sido la esperanza de tener un alivio al momento de pagar y de ahora en adelante se convertirá en un hábito”, contó don Fernando.

Fuente: Que pasa en Cali ve

publicidad