La medida la adoptó la alcaldesa de Sucre (Sucre), Elvira Julia Mercado, que por medio del Decreto 102 anunció que se impondrá toque de queda en todo el municipio para aquellas personas que no estén vacunadas contra la COVID-19.

 

En el documento, se indica que la norma de restricción a la movilidad de las personas comenzará el próximo lunes 2 de agosto a partir de las 12:00 de la noche, y se extenderá hasta el lunes 9 del mismo mes.

 

La medida también contempla, de acuerdo con el decreto, que los propietarios de establecimientos comerciales abiertos al público tendrán que solicitar el carné de vacunación a los clientes que quieren hacer compras, y que esto aplica desde discotecas y restaurantes hasta panaderías y puestos de comidas rápidas.

 

Además, en el parágrafo segundo se advierte que tanto las entidades como los establecimientos deben acreditar que su personal ya está inmunizado, porque podrán acarrear sanciones y hasta el cierre de los negocios. También habrá sanciones para quienes hagan caso omiso al toque de queda.

Fuente: Pulzo 


publicidad publicidad