Daniel Smith estranguló y apuñaló a su novia hasta matarla. Después escribió con esmalte de uñas “Fui yo” en la pierna derecha del cuerpo. El aterrador caso tuvo lugar en febrero de este año y la justicia emitió la condena cinco meses después.

La víctima, Imogen Bohayczuk, tenía una relación de varios meses con su asesino. De acuerdo al proceso judicial que se llevó a cabo en la corte de Manchester Inglaterra, el noviazgo se caracterizó por los constantes maltratos físicos y abuso del alcohol.

Tras una fuerte discusión, el hombre de 42 años apuñaló a su novia con un cuchillo de cocina; al menos dos de las puñaladas alcanzaron a penetrar sus huesos.

Luego de preparar el acto sangriento, el criminal se llevó el celular de Imagen y su tarjeta de crédito. Hizo algunas llamadas telefónicas y gastó todo el dinero en alcohol.

publicidad publicidad